Una alternativa a las patatas fritas. Son patatas cocidas y aromatizadas con cúrcuma y curry, ideal como acompañamiento de cualquier otro plato.

 

Ingredientes:

(Para dos personas)

  • Dos patatas
  • Una chalota finamente picada
  • Una cucharadita de cúrcuma en polvo
  • Una cucharadita de curry
  • Una pizca de pimentón picante (opcional)
  • Dos dientes de ajo finamente picados
  • Una cucharada de semillas de sésamo
  • Pimienta negra recién molida
  • Cebollino picado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación:

  1. Pelar, lavar y hervir las patatas hasta que estén tiernas pero que no se deshagan.
  2. En una sartén con aceite de oliva virgen, saltear una chalota o cebolla finamente picada.
  3. Cuando la chalota empieza a volverse transparente, añadir los ajos finamente picados hasta que empiecen a dorar.
  4. Inmediatamente, añadir las patatas hervidas bien escurridas. Espolvorear las especias y remover para que se mezcle todo.
  5. Servir caliente, espolvorear semillas de sésamo y, si se desea, cebollino picado para darle un toque de color.