Esta receta resulta deliciosa y es bastante fácil de hacer aunque un poco laboriosa. Estos ñoquis o gnocchis no llevan huevo como en las recetas tradicionales y su ingrediente de base es boniato en lugar de patata. El pesto tiene la originalidad de estar elaborado con una mezcla de salvia y perejil, con nueces y ajo pero sin queso. Resulta exquisito y si lo haces seguro que repetirás.

 

Ingredientes:

Unas 3-4 porciones para una entrada

Para los ñoquis: 

  • 1 boniato mediano asado o cocido al vapor
  • 1/2 a 3/4 taza de harina para todo uso y algo más para formar los ñoquis
  • 1/4 taza de harina de garbanzos
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de nuez moscada
  • Una cucharada de aceite de oliva virgen extra

Para el pesto:

  • 4 a 6 hojas de salvia fresca
  • 2 cucharadas de perejil fresco
  • 1 diente de ajo pelado
  • 1/2 taza de nueces
  • 1 cucharadita de ralladura de limón (mejor limón congelado)
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 1/4 taza de aceite de oliva virgen extra
  • sal marina
  • pimienta negra recién molida

Preparación:

  1. Empieza asando el boniato o cociéndolo al vapor. Si se asa tomará un sabor más dulce, al horno necesita casi una hora. Al vapor, se puede cortar en rodajas y estará blando a los 20 a 25 minutos. Dejar enfriar.
  2. Mientras se asa o cuece el boniato se puede preparar el pesto.
  3. Poner la salvia, perejil, ajo, nueces, la ralladura de limón y el jugo de limón en un recipiente y tritúralo con una batidora de mano hasta conseguir una masa homogénea, ves añadiendo el aceite de oliva hasta conseguir la cantidad y la textura deseada; acaba salpimentando la salsa a su gusto. Conserva el pesto en la nevera, en un recipiente tapado.
  4. Para preparar los ñoquis, empieza eliminando la piel y haciendo puré con la pulpa del boniato.
  5. Disponer el puré de boniato en una tabla bien enharinada, añadir la sal y la nuez mozcada. Ir añadiendo harina y amasando suavemente hasta que la masa esté suave pero no demasiado pegajosa. Debes poderla trabajar. Añade más harina si fuera necesario pero no en exceso porque quedarán chicletosos.
  6. Coge un pedazo de masa y haz un rollo pequeño y largo, espolvorea de harina. Corta trozos de dos centímetros. Repite la operación con toda la masa.
  7. Los ñoquis se colocan encima de papel para hornear y se espolvorean de harina, se dejan secar durante una hora a temperatura ambiente o se guardan en la nevera hasta el día siguiente.
  8. Cocinar los ñoquis: Pon una olla grande con agua a hervir. Cuando el agua rompa a hervir, se vierten los ñoquis  y en cuanto flotan se retiran con un colador y se dejan que escurran el agua. Si hay muchos ñoquis es mejor hervirlos en varias tandas para que no se peguen.
  9. Saltear los ñoquis ligeramente en una sartén con una cucharada de aceite de oliva. Se cocinan unos 5 a 10 minutos para que tomen un bonito color dorado. Este paso es opcional. Añadir una parte del pesto a los ñoquis en la sartén pero fuera del fuego, remover para que se mezcle bien.
  10. Se colocan en el plato de servir y se acompañan del pesto.
  11. Servir inmediatamente y a disfrutar.

 

pure de boniato y kokkoh

Puré de boniato y kokkoh

Potaje amaranto

Potaje amaranto

capuchino boniato

Capuchino boniato

fruta y verdura vitamina A

Fruta y verdura vitamina A