carquiñolis

carquiñolis

Carquiñolis

Cuando vi la receta “Cranberry Pistachio Biscotti”, de Nicole Wills (Tikkido.com) publicada en la revista “Festivities”, no pude dejar de acordarme de los carqueñoles, carquiñolis o “carquinyolis” como se llaman en catalán, en mi tierra. Así que cambiando algún ingrediente de la receta original, he preparado estos “Carquinyolis con pistachos y arándanos rojos”. Una parte de la harina es de espelta y con poca cantidad de azúcar y nada de lácteos. Si los envuelves en papel celofán seguirán deliciosos varios días.

Ingredientes:

  • 75 gr de azúcar de caña
  • 2 huevos batidos
  • 5 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada sopera de Anís del Mono
  • 100 gr harina de espelta bio
  • 80 gr de harina blanca
  • 2 cucharaditas de té de vainilla
  • Una pizca de bicarbonato sódico o de sal
  • 1 cucharadita de café de levadura
  • 40 gr de arándanos rojos secos (cranberries)
  • 40 gr de pistachos pelados no salados

 

Preparación:

  1. Precalentar el horno a 200ºC.
  2. En una fuente honda, combinar el azúcar, el aceite de oliva virgen extra y los huevos batimos hasta que quede todo mezclado de forma homogénea. Añadir el polvo de vainilla y el licor de anís. Remover bien.
  3. En otra fuente, mezclar la harina, el bicarbonato o la sal y la levadura. Remover bien y, a continuación, añadir el contenido del otro bol. Mezclando todos los ingredientes bien hasta obtener una masa espesa y compacta.
  4. Dejar reposar 20 minutos.
  5. Agregar los arándanos y los pistachos y repartirlos bien por la masa. Queda una masa espesa y pegajosa, difícil de trabajar.
  6. Con la ayuda de la harina que se había dejado a parte, repartir la masa en dos, hacer dos bolas y extender cada bola encima de papel de hornear como si se quisiera obtener la forma de un turrón.
  7. Con la ayuda de un pincel, pintar con aceite de oliva la superficie de cada barra.
  8. Hornear a 200ºC unos veinte minutos hasta obtener un bonito color dorado. Transcurrido ese tiempo, retirar del horno las barras y colocarlas encima de una rejilla para que enfríen. Bajar la temperatura del horno a 150ºC.
  9. Dejar enfriar durante unos 10 minutos. Con la ayuda de un cuchillo de cortar pan, cortar en tiras anchas al bies, colocar las galletas obtenidas encima del papel de hornear y volver a hornear de 10 a 15 minutos, dándoles la vuelta una vez.