• Antes para guisar sólo necesitaba sólo fuego, sal y un instrumento que ayuda a la cocción. El resto era la creatividad de quien guisaba. Ahora tenemos los armarios llenos de cacharros de todas clases.
  • Reavivemos la cocina auténtica, llena de pasión y paciencia que nos embriaga con aromas de los buenos guisos de siempre.

cocotteLa «cocotte» es una cazuela para cocción lenta, lo más frecuente es que sea en hierro fundido y esmaltado vitrificado en el que se puede cocer los alimentos de forma hermética. Un recipiente de cocina muy antiguo que cayó en desuso con los tiempos modernos y las nuevas tecnologías. Sin embargo, la enterraron demasiado rápido y grandes cocineros la volvieron a poner tan de moda que ya se conoce fuera de Francia con ese nombre.

La «cocotte» o cazuela de hierro (esmaltado o no) existe desde hace muchísimos años. Ideal para preparar ricos estofados y guisos, nos recuerda a la cocina de nuestras abuelas. Quedó abandonada en los trasteros porque buscábamos cocinar rápido. Como nos volvemos más inteligentes con el tiempo, nos hemos dado cuenta que todo lo moderno no es mejor, sobre todo en lo que a alimentación se refiere. Por eso, se está volviendo a las buenas costumbres culinarias. «Slow food», tomar su tiempo para preparar un delicioso plato saludable es incomparablemente mejor que calentar un plato preparado en el microondas.

pan en cocotteEn una buena «cocotte» o marmita de hierro, cocinamos sin prisas preparaciones lentas que perfuman nuestra cocina y hacen las delicias de todos los comensales. Además de los guisos de verduras, legumbres o carnes, se puede cocer el pan al horno, todo queda buenísimo.

Las marmitas se han seguido usando en todo el mundo, en hierro o barro.  En Francia, Bélgica y Luxemburgo es un utensilio de cocina que no se había olvidado aunque se usaba mucho menos. La cocción en «cocotte» vuelve con gran pompa gracias a famosos chefs y concursos culinarios que la han recuperado que indispensable de la cocina auténtica.

La ventaja de esta cocción es que se necesitan pocos líquidos añadidos, los alimentos se cuecen en su propio jugo lentamente, eso hace que el sabor aumente y el guiso se enriquezca de todos los aromas combinados. Es una forma de cocinar saludable, ya que se cocina a lentamente a baja temperatura y todo el recipiente desprende calor. Se puede guisar un pollo entero y su cocción será perfecta.

cocottesLa «cocotte» moderna puede estar esmaltada y decorada en muchos colores, con acero inoxidable o madera. Así puede presentarse en la mesa para servir directamente y dar un toque de autenticidad y convivialidad al guiso.

Las «mini-cocottes» están de moda como recipiente para cocer al horno y servir en el mismo recipiente. Son imitaciones de la gran «cocotte» pero en gres, cerámica o barro cocido. En una forma chic de servir un guiso, una crema o un puré.

Como curiosidad os cuento que, en Francia, se llama «cocotte minute» a la olla a presión.

¿Cómo se cocina con una «cocotte»?

La «cocotte» es una marmita ideal para hacer guisos o preparaciones culinarias lentas. Funciona gracias a que, al cerrarse casi herméticamente, se mantiene el calor y la humedad en su interior de forma constante. Eso es una de sus principales cualidad y lo que hace que, vitaminas y minerales, se mantengan mejor que con otros modos de cocción. Se inicia la cocción a fuego vivo y luego se baja la temperatura y se tapa. Esta forma de cocción hace que se desarrollen los aromas de los alimentos. Se puede cocinar un pollo entero engrasando ligeramente el fondo, a media cocción se le da la vuelta. El pan se cuece dentro de la «cocotte» en el horno y queda fabuloso.

cocotteUn consejo de quien la usa

Hace años que cocino con «cocotte». Tengo una para hacer pan, dos para guisos, y cazuelas pequeñas, de ración individual, de cerámica para servir.

La «cocotte» hay que cuidarla. Tras cocinar, no se debe verter agua fría inmediatamente, hay que dejarla enfriar. No hay que usar un estropajo abrasivo para limpiarla o limpiadores fuertes. Se debe poner en remojo y limpiarla cuidadosamente con una esponja y jabón para lavar los platos. Se debe secar enseguida. Si el fondo necesita más limpieza, se cubre con sal gruesa se calienta unos minutos en el fuego para que la sal desincruste las impurezas. Se enjuaga bien y se seca. Si cuidas bien esta marmita la heredarán tus hijos.

¿Qué cuesta?

Los precios varían mucho dependiendo del tamaño, la calidad y el lugar donde la compres. Puede oscilar de 60 a más de 400 Euros. Personalmente considero que no es necesario gastarse mucho dinero para tener una buena marmita, nunca me he gastado más de 60 Euros, la última la compré por sólo 38 Euros; siempre he aprovechado las ofertas y las he comprado todas en el supermercado. No te precipites, busca y compara precios.

8 Respuestas

  1. encarna copia cocina

    Acabo de comprarme una en el ALDI y me a costado 30 euros, es una pasada , estoy super contenta!

    • Ana Juste

      Qué bien, Encara. Un consejo: después de lavarla intenta que se quede engrasada con aceite de oliva por dentro pero sobre todo los bordes que rozan con la tapa. Es para evitar que al saltar la protección se forme óxido. Algo así como el cuidado que se tiene que tener con las paelleras clásicas. Ahora preparo muchos potajes y caldos de verduras, con col, zanahorias y todo lo que tengo. Buenísimo. Espero que la disfruten mucho tiempo. Un abrazo, Ana.

  2. Enata

    ¿qué sabéis de las nuevas Cocotte Evolution? ¿realmente vale la pena en comprar una Cocotte que cuesta más de 220 €?

    • Ana Juste

      Las que yo uso no me han costado más de 60 euros y duran casi toda la vida si se cuidan bien.

  3. m j

    Ana, las tuyas compradas en el aldi tan basratas son le creusse o de otra marca??? Gracias