La dieta baja FODMAP fue desarrollada por investigadores de la Universidad australiana Monash, bajo la dirección de Peter Gibson. En las investigaciones se encontraron evidencias de que una dieta baja FODMAP mejoraba los síntomas del Síndrome del Intestino Irritable (SII). Esta universidad prosigue las investigaciones de esta dieta y su incidencia en las Enfermedades Inflamatorias Intestinales.

Contenido:

Dieta baja en FODMAP y Síndrome del Intestino Irritable (SII)

El síndrome del intestino irritable (SII) es una enfermedad crónica. A menudo resulta ser un trastorno funcional incapacitante caracterizado por dolor abdominal y desarreglos intestinales. La mayoría de los estudios reportan una mayor prevalencia de SII en mujeres que en hombres.

El SII es el motivo más frecuente de visita a un especialista del aparato digestivo, justificando alrededor del 30% de todas las visitas a los gastroenterólogos. La prevalencia del SII en la población estadounidense varía entre el 8% y el 20% dependiendo de los criterios diagnósticos y la población que se evaluó, mientras que en España está entre el 3 y el 13% (datos 2012).

En las últimas décadas, se ha estudiado el papel de la dieta en la inducción de los síntomas del SII. Aunque los alimentos no parecen ser la causa de la enfermedad, existen numerosas  pruebas de que ciertos componentes de los alimentos pueden contribuir a desarrollar los síntomas a través de sus efectos de malabsorción de hidratos de carbono y la estimulación de hipersensibilidad intestinal contenidas ciertas sustancias alimenticias.

En otros casos, la  intolerancia al gluten en personas no celíacas también existe y puede ser relevante en un subgrupo de pacientes con SII.

El uso de las dietas de eliminación para el tratamiento de SII ha producido resultados contradictorios, aunque esta opción ha tenido ligeramente más éxito en los pacientes con SII con diarrea. Sin embargo, las dietas de eliminación pueden dar lugar a restricciones en la dieta que pueden ser difíciles de llevar por los pacientes y puede provocar desequilibrio y carencias nutricionales.

En los últimos años, las dietas que reducen la ingesta de los alimentos mal absorbidos han despertado un gran interés. La dieta baja en FODMAP parece ser eficaz en el tratamiento de al menos un subconjunto de pacientes con SII. Siempre que sea posible, el seguimiento de una dieta baja en FODMAP debe hacerse con la ayuda de un dietista nutricionista titulado. El nutricionista ayudará a determinar qué alimentos son los adecuados y a conseguir una dieta equilibrada y saludable que sea eficaz.

Dieta baja en FODMAP y Enfermedad de Crohn (EC)

La enfermedad de Crohn (EC) es una enfermedad inflamatoria intestinal, autoinmune, crónica y recurrente asociada con la malnutrición en porcentaje muy elevado de los pacientes, especialmente, aquellas personas que tienen partes del intestino delgado afectadas.

Las deficiencias nutricionales son el resultado de la ingesta reducida de alimentos, su malabsorción, efectos secundarios de la medicación y la propia inflamación sistémica cuando la enfermedad está activa. Por ello, la atención y terapia nutricionales deben formar parte integrante del tratamiento de los pacientes con enfermedad de Crohn (EC).

La adopción de la dieta FODMAP también se ha evaluado en las personas con EC. En un estudio realizado durante 3-6 meses se notificó una mejoría del 56% de los participantes. No obstante, este estudio no fue concluyente, ya que no se realizó con un grupo de control u otro grupo siguiendo otras dietas.

A pesar de que la dieta baja en FODMAP ha demostrado ser eficaz en pacientes con síndrome del intestino irritable (SII), y es probable que también reduzca los síntomas funcionales en pacientes con EC. De ahí que parece más probable que sea debido a una reducción en la carga osmótica y en la fermentación bacteriana asociada con la comida que a un eventual efecto antiinflamatorio de esta dieta.

Por ahora, no está claro si la dieta de exclusión y reintroducción o la dieta FODMAP pueden mantener la remisión gracias a la cicatrización de la mucosa intestinal o sólo son un alivio temporal de los síntomas de la enfermedad.

Los FODMAP son carbohidratos (azúcares) que se encuentran en los alimentos, aunque no todos los carbohidratos se consideran FODMAP. El acrónimo FODMAP viene de “Fermentables Oligosacáridos, Disacáridos, Monosacáridos y Polioles” y fue creado para describir los hidratos de carbono de cadena corta que se absorben mal.

Algunos puntos clave:

  • El SII es un trastorno que interfiere en las funciones normales del colon; los síntomas más frecuentes son dolores abdominales agudos, hinchazón, estreñimiento y diarrea.
  • El SII es una enfermedad frecuente que se presenta más a menudo en mujeres que en hombres.
  • Las personas con SII tienen un colon más sensible que reacciona a estímulos que no molestarían a personas sanas. Es el caso del estrés, comidas copiosas, bebidas con gas, medicamentos, algunos alimentos, cafeína y alcohol.
  • El SII se diagnostica por sus síntomas y por la ausencia de otras enfermedades.
  • Muchas personas pueden controlar sus síntomas cambiando a una dieta astringente (si sufren diarreas) o a una dieta rica en fibra si sufren estreñimiento.
  • El SII no daña los intestinos y no provoca cáncer, es una dolencia distinta a la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa.

 

Seguir leyendo:

 

Print Friendly
Referencias
(1) Dr. Suma Magge y Dr. Anthony Lembo – Division of Gastroenterology at Beth Israel Deaconess Medical Center in Boston, Massachusetts – “Low-FODMAP Diet for Treatment of Irritable Bowel Syndrome” (Gastroenterology and Hepatology) by NCBI (2013)
(2) Jacqueline S. Barrett  and Peter R. Gibson – Eastern Health Clinical School, Monash University, Victoria, Australia – “Fermentable oligosaccharides, disaccharides, monosaccharides and polyols (FODMAPs) and nonallergic food intolerance: FODMAPs or food chemicals?” – (Therapeutic advances Gastroenterology) by NCBI (2012)
(3) Clare F. Donnellan,  Lee H. Yann, and Simon Lal – Leeds Gastroenterology Institute – St James’s University Hospital, Leeds, UK – “Nutritional management of Crohn’s disease” – (Therapeutic advances Gastroenterology) by NCBI (2013)
(4) Asociación Española de Gastroenterología, Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria y Centro Cochrane Iberoamericano. “Síndrome del Intestino Irritable. Guía de práctica clínica” (2005)
(5) Digestive Health Center, Nutrition Services  – Stanford University – “The Low FODMAP Diet
(6) IBSdiets.org
(7) IBS.about.com

12 Respuestas

  1. Ana

    Hola Rosa. El aroma de malta se hace generalmente con cebada, un cereal con gluten. La achicoria es un fructano. Así que su consumo dependerá de su sensibilidad al gluten y si debe seguir una dieta baja en FODMAP muy extricta no parece recomendable.
    La manzana es un alimento clasificado alto en fodmap, asadas o en compota también se deben evitar.

    Responder
  2. rosa

    muchisimas gracias por tu rápida respuesta,que pena lo de la malta,pensé que al beber la infusión solamente no sería tan dañina para mi, tu sitio es muy interesante.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.