El resveratrol es una sustancia química que se encuentra en la piel de las uvas rojas. Para la prevención del cáncer de colon,  parece que su consumo en dosis pequeñas es más eficaz que en dosis altas, según un nuevo estudio que fue publicado en la revista Science Translational Medicine.

Investigaciones anteriores estudiaron los efectos des resveratrol purificado en dosis más altas, para verificar su potencial en la prevención del cáncer. Este es el primer estudio en examinar los efectos de una dosis diaria baja – equivalente a la cantidad de resveratrol que se encuentra en un vaso de vino tinto o dos copas, aproximadamente 250 ml.

Resveratrol contra el cáncer

La investigación en animales de laboratorio, mostró que los ratones propensos al cáncer de intestino que recibieron la dosis más pequeña mostraron una reducción del 50 por ciento del tamaño del tumor, mientras que los que tomaron una dosis más alta tuvieron una reducción del 25 por ciento. Las dosis más bajas de resveratrol eran dos veces más eficaces que la dosis más alta para frenar el desarrollo de tumores, aunque este efecto sólo se observó en animales alimentados con una dieta alta en grasas.

Las muestras tomadas de pacientes humanos con cáncer de intestino tratados con diferentes dosis de resveratrol mostraron que incluso dosis bajas pueden entrar en las células cancerosas y potencialmente afectar los procesos implicados en el crecimiento tumoral.

Los estudios de laboratorio han sugerido que el resveratrol puede tener propiedades anti-cáncer, aunque los resultados de los ensayos en humanos no han sido concluyentes.

A pesar de ello, ese estudio abre nuevas vías para el uso de resveratrol purificado en la prevención de cáncer, pero sugiere que sólo puede ser eficaz para las personas con una determinada estructura genética, dieta y un estilo de vida determinados.

Y esto no significa que beber vino tinto reduce el riesgo de cáncer, ya que el consumo de alcohol aumenta las posibilidades de desarrollar la enfermedad.

Karen Brown, profesor de investigación del cáncer de la Universidad de Leicester, dijo: “Por primera vez, estamos viendo que menos resveratrol es más. Este estudio muestra que cantidades bajas pueden ser mejores para prevenir tumores que tomar una dosis alta.

Lo mismo podría ser cierto para otros productos químicos derivados de plantas y vitaminas que también están siendo estudiados para la prevención del cáncer. “

Brown dijo que “Es un estudio fascinante pero necesitamos mucha más investigación para entender todos los pros y los contras de alguien que toma resveratrol para prevenir el cáncer de colon. Sin embargo, sí que sabemos que el mantenimiento de un peso saludable junto con una dieta balanceada, baja en carne roja y alimentos procesados, mucha fibra, incluyendo frutas y verduras, puede aumentar las probabilidades de reducir su riesgo de desarrollar la enfermedad “.

Resveratrol anti-envejecimento

Otros efectos del resveratrol que se están analizando tienen que ver con su efecto en el ADN y el envejecimiento de las personas.  El  Instituto de Investigación Scripps, realizó una investigación que se publicó en la revista Nature, en la que concluyeron de su efecto protector sobre las células humanas, la promoción de la juventud y la longevidad. Los datos indican que una cantidad muy pequeña, 1.000 veces menos de lo que sugerían los estudios anteriores, pone en marcha la respuesta protectora.

Según uno de los investigadores, Dr Sajish, “Basándonos en estos resultados, es concebible pensar que el consumo moderado de un par de vasos de vino tinto (un máximo diario de 250 ml) le daría a una persona el  suficiente resveratrol para provocar un efecto protector a través de esta vía“.

Más beneficios del resveratrol

Esta sustancia se ha estudiado mucho en animales de laboratorio aunque menos en humanos. Parece ser neuroprotector y, también se le atribuyen efectos beneficiosos para la salud cardiovascular, así como contribuye a  mejorar los niveles de glucosa y grasa en sangre en pacientes con diabetes tipo 2. [3]

Optar por lo natural

Mientras que una copa de vino (125 ml) aporta 0,4-0,5 mg de resveratrol [3], algunos complementos contienen hasta 500 mg por dosis. Lo que es 500 veces la dosis que parece la más adecuada según el estudio citado en este artículo. Otros alimentos que contienen resveratrol son las uvas ecológicas con su piel, los arándanos y los pistachos.

La Escuela de Medicina y Salud Pública de la Universidad de Harvard dice que si creemos que el resveratrol nos puede ayudar a vivir más tiempo y de forma más saludable, es preferible optar por una copa de vino con la comida, en lugar de atiborrarse de píldoras de resveratrol. ¿Por qué? Comer uvas rojas, arándanos y pistachos, o tomar una copa de buen vino tinto, son formas más agradables y naturales de tomar una dosis de resveratrol, además, los suplementos alimenticios tienden a contener dosis muy altas y no todas las marcas son fiables, sin olvidar que resulta mucho más caro. [4]

 

Resveratrol para retrasar el cáncer de colon

Resveratrol para retrasar el cáncer de colon

Jugo de granada, uva y fruta de la pasión

Jugo de granada, uva y fruta de la pasión

Smoothie antienvejecimiento

Smoothie antienvejecimiento

Smoothie uva frambuesa platano

Smoothie uva frambuesa plátano


Print Friendly, PDF & Email

 

Referencias:
[1] Cancer Research UK – “Red grape chemical may help prevent bowel cancer but less is more” (29/07/2015)
[2] Profesor Dr. Paul Schimmel – Scripps Research Institute Scientists – “Fundamental Mechanism for How Resveratrol Provides Health Benefits. The Ingredient Found in Red Wine Activates Ancient Stress Response”  (2014)
[3] Linus Pauling Institute – Micronutrient Information Center  “Resveratrol
[4] Patrick J. Skerrett, Executive Editor, Harvard Health – “Resveratrol—the hype continues” (2012) Universidad de Harvard