Se puede definir hipotiroidismo como una producción insuficiente de hormonas tiroideas. A menudo, está implicada la glándula tiroides, más raramente, el origen puede ser un trastorno del funcionamiento de la hipófisis (que controla y regula la glándula tiroides). Un mal funcionamiento de la tiroides puede ocasionar problemas de peso, cambios de humor, trastornos digestivos, fatiga, resecar nuestra piel, provocar sensación de tener siempre frío, nuestros huesos acelerando la aparición de osteoporosis, afectar la frecuencia cardíaca del corazón y al funcionamiento del cerebro.

¿Qué es la glándula tiroides?

La glándula tiroides es una glándula endocrina en forma de mariposa que normalmente se encuentra en la parte frontal inferior del cuello. El trabajo de la tiroides es producir hormonas tiroideas, que son secretadas en la sangre y luego se trasportan a todos los tejidos del cuerpo. La hormona tiroidea ayuda al cuerpo a usar energía, mantenerse caliente, regular la absorción del calcio, mantener el funcionamiento normal del cerebro, del corazón, de los músculos y de otros órganos.

Hipotiroidismo: Causas y factores de riesgo:

Es una condición común que afecta principalmente a las mujeres (1 de cada 100 mujeres contra un hombre en 1000), con frecuencia aumenta con la edad (6/100 mujeres mayores de 65 años). En la mayoría de las personas, cuando se produce se mantendrá de forma crónica, de por vida. El hipotiroidismo puede ser más o menos grave y la dosis de tiroxina puede variar con el tiempo. Si sigue el tratamiento prescrito, toma las pastillas todos los días y mantiene controles médicos regulares para continuar la dosis de tiroxina adecuada, debe ser capaz de mantener su hipotiroidismo bien controlado durante toda la vida. Los síntomas pueden desaparecer y los efectos secundarios de los niveles bajos de hormona tiroidea deben mejorar. Si se mantiene el hipotiroidismo bien controlado, no afectará su esperanza de vida.

Las causas más frecuentes son :

  • Tiroiditis atrófica;
  • Tiroiditis de Hashimoto: una enfermedad autoinmune (presencia de anticuerpos dirigidos contra la tiroides) que ataca la glándula tiroides, provocando inflamación crónica que va destruyendo progresivamente;
  • Efecto secundario de los tratamientos con yodo radiactivo, nódulo tóxico o enfermedad de Graves, resección quirúrgica por cáncer de la tiroides, fármacos antitiroideos, cirugía de la tiroides, radioterapia del cuello;
  • Causas de fármacos que causan sobrecarga de yodo: como la amiodarona (Cordarona) o el litio;
  • Tiroiditis subaguda o tiroiditis de Quervain, es una inflamación de la tiroides en mujeres de 30 a 50 años;
  • Tiroiditis posparto puede suceder un año después de haber dado a luz, puede ocasionar hipotiroidismo transitorio, entre 5 y 10 de cada 100 mujeres que han tenido un parto;
  • Anormalidades congénitas de la tiroides, trastornos congénitos que afectan la producción de hormonas;
  • Cretinismo es una forma de deficiencia congénita de la glándula tiroides, que provoca retraso en el crecimiento físico y mental.
  • Déficit de yodo, cuando los niveles de yodo en el cuerpo son bajos se desarrolla hipotiroidismo, ya que el yodo es importante para la producción de hormona tiroidea.
  • El exceso de yodo también puede provocar trastornos de la glándula tiroides.

Personas de riesgo:

  • Los vegetarianos estrictos (veganos) y las mujeres embarazadas y durante la lactancia tienen mayor riesgo de sufrir hipotiroidismo.
  • Cuando con la dieta no se consume suficiente yodo también aumenta el riesgo de hipotiroidismo.
  • Cuando no se consumen lácteos se puede tener deficiencia de yodo si no se equilibra su ingestión con otros alimentos.

Factores agravantes:

  • En las personas con predisposición, el estrés y el tabaco aumentan el riesgo de disfunción de la glándula tiroides.
  • Perturbadores o disruptores endocrinos (ver más abajo).

 

Síntomas y signos fisiológicos de alerta más comunes:

Los síntomas más frecuentes del hipotiroidismo:

  • Astenia, debilidad física, fatiga sin razón aparente, necesidad frecuente de dormir;
  • Aumento de peso sin comer más o incluso con pérdida de apetito;
  • Estreñimiento frecuente;
  • Frilosidad, sensación de tener frío siempre, manos y piés fríos;
  • Letargo, apatía
  • Piel seca, pelo y uñas quebradizas, caída del cabello;

Otros síntomas:

  • Artritis;
  • Bocio o atrofia de la tiroides;
  • Calambres;
  • Cara hinchada;
  • Cejas de Hertoghe (pérdida del extremo exterior de la ceja);
  • Desinterés general, movimientos y habla lentos;
  • Ritmo cardíaco lento;
  • Pelo y uñas quebradizas, alopecia precoz
  • Pocos reflejos;
  • Saltos de humor, depresión;
  • Síndrome del túnel carpiano;
  • Sudoración baja;
  • Trastornos de la memoria;
  • Trastornos psicológicos;
  • Voz ronca.

Diagnóstico

Una de las primeras pruebas que se realizan es una analítica de sangre. Si los niveles de TSH son elevados y los niveles de T4 son bajos, indica que la función del tiroides es insuficiente. Se realizan otras pruebas para determinar si el disfuncionamiento tiroideo es un signo de autoinmunidad.

 

¿Qué son los disruptores o perturbadores endocrinos?

Los perturbadores endocrinos son sustancias naturales o químicas que se encuentran en muchos productos de uso diario (cosméticos, juguetes, pinturas, botellas de plástico de uso alimentario, recubrimiento interno de las latas y otros envases de los alimentos …) que alteran el sistema hormonal y puede generar enfermedades y anomalías.

Desde la infancia, todos estamos más o menos expuestos a estas sustancias. El 20 de abril del 2017, se ha publicado un estudio realizado en el cabello de niños franceses, de entre 10 y 15 años,  en los que se han encontrado trazas de decenas de disruptores endocrinos, tales como el bisfenol A, ftalatos o diversos pesticidas, en todos los niños.

Leer más:

Sobre la alimentación con hipotiroidismo:

Hipotiroidismo: Qué alimentos consumir y cuáles limitar

Seguir leyendo…

 

Print Friendly, PDF & Email
Referencias:
[1] American Thyroid Association. Thyroid.org
[2] Clínica Universitaria de Navarra. cun.es
[3] Iodine Global Network – ign.org