En esta receta lo que lleva más tiempo de preparar es trocear el calabacín en tiras finas. Es un plato muy sencillo, saludable y muy gustoso, no contiene gluten porque está hecho con pasta de legumbres. El salmón ahumado se puede remplazar por filetes finos de salmón a la plancha o de otro pescado.  La salsa de tomate casera le da, a este plato, un sabor excepcional.

Ingredientes:

2 a 3 raciones 30 minutos Fácil de preparar
  • 1 calabacín mediano por persona
  • 20g de pasta de legumbres (sin gluten por persona) – en esta receta he usado pasta de harina de garbanzo
  • 2 lonchas de salmón ahumado por persona

cocinar con :

  • 2 chalotas picada
  • 1 diente de ajo majado
  • Perejil fresco picado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • sal marina

Salsa de tomate:

  • 2 tomates maduros y firmes con sabor (he utilizado tomato de la variedad San Marzano)
  • 4-6 cucharadas soperas de puré de tomate bio en conserva (adaptar al número de raciones)
  • Un diente de ajo majado
  • Una pizca de sal marina o sal del Himalaya
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Una chalota o cebolla finamente picada.

Preparación:

  1. Empezamos preparando la salsa de tomate (aunque también se puede preparar el día anterior).
  2. Lavar y trocear los tomates. Pelar la chalota y picarla finamente. Majar un diente de ajo pelado.
  3. En una sartén con aceite de oliva, se hace un sofrito con la chalota, el tomate troceado y el diente de ajo. Cuando empieza a dorar la cebolla, se añade el puré de tomate, la sal y se deja pochar tapado a fuego lento hasta que la salsa está lista.
  4. Mientras se hace la salsa de tomate se trocean los dos calabacines bien lavados. Empezamos cortando lonchas finas de unos 2 a 3 mm de espesor, en sentido longitudinal. Luego se cortan tiras alargadas como si fueran tallarines.
  5. Cocer la pasta de legumbres siguiendo las instrucciones del fabricante (unos 4 minutos). La pasta de legumbres es muy frágil y se rompe con facilidad, así que hay que cocerla lo justo,  escurrirla inmediatamente y enfriarla.
  6. En una sartén con un poco de aceite, se saltean una o dos chalotas picadas, cuando empiezan a transparentar se añade un diente de ajo majado. Añadir inmediatamente las tiras de calabacín y remover. El calabacín estará listo en cuanto esté blando, en no más de 3 minutos. Salpimentar, añadir la pasta de legumbres y mezclar, no importa si se rompe la pasta.
  7. Espolvorear la preparación de perejil fresco picado. Servir junto con la salsa de tomate y unas lonchas de salmón ahumado.

 

Print Friendly, PDF & Email

Artículos Relacionados