Garbanzos con tomatitos

Ya estamos agotando los últimos tomates del huerto. Ha empezado a bajar la temperatura y llueve mucho, así que los que están todavía verdes no madurarán, y los que están rojitos se empiezan a rajar de tanta agua. Finalmente los hemos recogidos casi todos. Nos hemos repartido el trabajo y preparado dos salsas, esta es una de ellas. Pocos ingredientes para un plato muy sencillo y sabroso que ha acompañado unos filetes de pescado. Con un plato hondo de garbanzos cocidos y el mismo volumen de tomates, un pimiento rojo, una cebolla, tres dientes de ajos y hierbas aromáticas con generosidad. Para aportar una mayor untuosidad a la salsa y mejorar el sabor he añadido salsa Romesco que me traje de Catalunya cuando estuve en vacaciones hace ya varias semanas. Esta salsa suele acompañar los famosos “calçots” pero también es ideal para mejorar otras recetas.

Cocción lenta a baja temperatura en cocotte y paciencia, son los otros dos ingredientes necesarios. La cocotte es una olla de hierro esmaltada que permite una cocción tradicional muy interesante. Es un utensilio de cocina muy antiguo que, desde hace algún, se está poniendo de moda. Yo tengo tres que uso para cocer el pan, para hacer pasteles, pollo entero guisado, estofados o salsas como ésta.

Ingredientes:

(Para 2 o 3 personas)

  • Un plato hondo de garbanzos cocidos
  • Un plato hondo de tomates partidos
  • Una cebolla pelada y cortada en juliana
  • Un pimiento rojo cortado en trozos pequeños
  • 3 dientes de ajo pelados y majados
  • Sal y azúcar
  • Tres ramitas de tomillo
  • Un puñado de perejil, albahaca y cilantro (combinar las tres hierbas aromáticas)
  • 2 cucharadas soperas de la catalana salsa Romesco de Ferrer
  • Aceite de colza
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

  1. Empezar salteando la cebolla en la cocotte o en una cazuela. A continuación, se añade el pimiento y se dejan cocer ambas cosas hasta que la cebolla empiece a volverse traslúcida. Añadir los tomates cortados por la mitad o en trozos. Salar y añadir una cucharadita de azúcar para equilibrar la acidez. Remover, añadir unas ramitas de tomillo, tapar y dejar cocer a fuego lento durante unos 30 minutos, sin olvidar de remover de vez en cuando.
  2. Destapar y añadir las hierbas aromáticas finamente cortadas con unas tijeras. Añadir los garbanzos cocidos y dos cucharadas de salsa romesco. Mezclar bien, tapar y dejar cocer 10 minutos más.
  3. Ideal para comer solo o para acompañar huevos o pescados.
Ensalada tibia de garbanzos con patatas

Ensalada tibia de garbanzos con patatas

Hummus garbanzos libanes

Hummus garbanzos libanes

Cazuela de verduras con gombo

Cazuela de verduras con okra

potaje de garbanzos con bacalao

Potaje de garbanzos con bacalao


Print Friendly, PDF & Email