Cada vez vemos más publicidad en la prensa escrita y en línea sobre complementos alimenticios; se promueven sus beneficios para favorecer la salud. La industria de los complementos nutricionales mueve miles de millones de dólares en todo el mundo, y un alto porcentaje de los adultos de los países desarrollados toman suplementos (se calcula en un 50% de los adultos de los EE.UU). Su utilización está alentada, en parte, por la creencia de que los suplementos nutricionales pueden proteger de enfermedades crónicas, incluyendo el cáncer. Lo cierto es que varios comités y organizaciones de expertos han llegado a la conclusión de que hay poca o ninguna evidencia científica de que los suplementos reducen el riesgo de cáncer.

 

Una investigación del Dr. Tim Byers, del Cancer Center de la Universidad de Colorado, informa de que existen claras evidencias de que las personas que consumen más complementos nutricionales de los necesarios tienden a tener un mayor riesgo de desarrollar cáncer. Esta investigación fue presentada hace unos días en el  Congreso Anual de la Asociación Americana de Investigación contra el Cáncer (AACR).

No se conoce la razón para este proceso a nivel molecular, pero se empezó a investigar hace 20 años. Tras observar que las personas que comen más frutas y verduras tienden a tener menos cáncer, los investigadores querían ver si tomar vitaminas y minerales en forma de complemento reduciría aún más el riesgo de cáncer.

Los primeros ensayos para analizar los beneficios de los suplementos en la prevención del cáncer se realizaron con animales y parecieron prometedores, tras lo cual, se estudiaron a miles de pacientes humanos y durante diez años se siguieron personas que consumían complementos dietéticos y placebos.

Los resultados no fueron los esperados. “Hemos encontrado que los complementos, en realidad, no eran beneficiosos para la salud. De hecho, algunas personas que consumían vitaminas tuvieron más cáncer“, explicó Byers.

Un ensayo que estudió los efectos de los complementos de beta-queratina mostró que tomar más de dosis de la recomendada aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón y enfermedades cardíacas en un 20 por ciento. El ácido fólico, que se cree que ayuda a reducir el número de pólipos, de hecho aumentó el número en otro ensayo.

El Dr Byers insiste en que estos resultados no quieren decir que la gente tiene que tener miedo de tomar vitaminas y minerales. Si se toman en la dosis correcta, los complementos multivitamínicos pueden ser beneficios. Pero nunca debe sustituir una buena comida saludable, rica en frutas y verduras, por una pastilla o una cápsula de vitaminas. O lo que es lo mismo, cuando se sigue una dieta saludable, probablemente no se necesitan complementos dietéticos salvo que se padezca algún problema de malabsorción.

¿Qué es un complemento alimenticio?

Se puede encontrar con otros nombres como complemento o suplemento dietético. Es un producto destinado a su ingestión y contiene uno o varios “ingredientes dietéticos” destinados a añadir más valor nutricional a la dieta o a paliar carencias. Pueden ser:

  • Vitaminas
  • Minerales
  • Plantas, raíces y hierbas medicinales
  • Aminoácidos
  • Acidos grasos esenciales como el Omega3
  • Fibra
  • Probióticos

Los complementos alimentarios pueden encontrarse en muchas formas tales como comprimidos, cápsulas, cápsulas blandas, cápsulas de gelatina, líquidos o polvos.

Recuerde:

  • Los complementos alimenticios no deben sustituir una dieta equilibrada.
  • Cuando se sigue una dieta saludable, con una gran variedad de frutas y verduras, probablemente no se necesitan tomar complementos.
  • El consumo excesivo o innecesario de vitaminas y minerales puede hacerle más mal que bien.
  • Cada vez más alimentos procesados son enriquecidos por el fabricante (cereales para el desayuno, lácteos, leches vegetales, zumos, margarinas, etc.).
  • Su médico es quien mejor le puede aconsejar sobre qué vitaminas o minerales necesita tras conocer su estado de salud y haber realizado las analíticas pertinentes.
  • Algunas enfermedades del aparato digestivo provocan malabsorción de nutrientes (Enfermedad de Crohn), pudiendo provocar carencias de hierro, vitamina B12, vitamina D, etc.
  • Los veganos estrictos también pueden tener niveles bajos de vitamina B12 y hierro.
  • Siga controles médicos regulares para prevenir anemias y otros problemas de salud derivados de déficit nutricionales.
Complentos de lactasa

Complementos de lactasa

vitamina B12

Vitamina B12 en la salud y la enfermedad


Print Friendly, PDF & Email

 

Referencias:
[1] Dr Byers – University Of Colorado Cancer Center – “Dietary Supplements Shown to Increase Cancer Risk” (Abril 2015) Newswise
[2] María Elena Martínez,Elizabeth T. Jacobs, John A. Baron, James R. Marshall, and Tim Byers – Moores UCSD Cancer Center, Department of Family and Preventive Medicine, University of California, San Diego, La Jolla, CA (MEM); University of Arizona Mel and Enid Zuckerman College of Public Health, Tucson, AZ (ETJ); Arizona Cancer Center, Tucson, AZ (ETJ); Department of Medicine, University of North Carolina School of Medicine, Chapel Hill, NC (JAB); Roswell Park Cancer Institute, Buffalo, NY (JRM); Center for Public Health Practice, Colorado School of Public Health, Aurora, CO (TB) – “Dietary Supplements and Cancer Prevention: Balancing Potential Benefits Against Proven Harms” (2012) Journal of National Cancer Institute – NCBI

Artículos Relacionados