Una dieta astringente tiene por objeto cortar la diarrea en pocos días.   Las personas que tienen intolerancia a la lactosa, a la fructosa, celiaquía u otras alergias o intolerancias alimentarias, si padecen algún tipo de enfermedad inflamatoria intestinal suelen sufrir diarreas frecuentes. La diarrea también puede ser consecuencia de intoxicación o desorden alimenticio, efecto de medicamentos, suplementos alimenticios tomados en exceso como la vitamina C o del estrés. Cuando la diarrea se prolonga varios días puede ser debido a un virus, parásito o a algún tipo de enfermedad del aparato digestivo. En ese caso, la diarrea puede volverse crónica y destruir la flora intestinal provocando daños graves al intestino. En algunos casos, la diarrea del viajero puede requerir un tratamiento con antibióticos. En ocasiones, los períodos con diarrea se alternan con estreñimiento, lo que podría indicar que existe una dolencia intestinal. Hablamos de diarrea si el número de deposiciones es de más de 3 al día o si las heces son líquidas. Si se tiene fiebre o se sangra al evacuar se debe acudir al médico, también si la diarrea se vuelve crónica, lo que significa que no remite tras 5 días de régimen estricto. Con una dieta y un tratamiento adecuados, la diarrea,  que no conlleva otras complicaciones de salud, se debe cortar en pocos días.

Descarga el eBook gratuito

Dieta astringente contra la diarrea

Dieta astringente (5602 descargas)

tamaño del fichero: 1 Mb

o sigue leyendo

Falsa diarrea del estreñimiento

Tras un episodio de estreñimiento, se produce un rebosamiento de las heces en la última zona del colon, suelen ser heces duras, seguido de heces líquidas lo que puede hacer creer en una crisis diarreica. En este caso, una dieta astringente para cortar la diarrea no es la solución, ya que podría agravar los síntomas del estreñimiento. Algunas dolencias intestinales, como la Enfermedad de Crohn, pueden iniciar sus síntomas con episodios de estreñimiento y diarreas alternadas.

La deficiencia de zinc

La deficiencia de zinc está asociada con un mayor riesgo de infecciones gastrointestinales, incluyendo diarrea. La falta de zinc provoca efectos adversos en la estructura y las funciones gastrointestinales y funciones inmunes. La deficiencia dietética de este mineral es especialmente común en los países de bajos ingresos a causa de una baja ingesta de alimentos ricos en zinc (principalmente alimentos de origen animal) o absorción inadecuada de fibra dietética y de fitatos, presentes sobre todo en cereales, frutos secos y legumbres. Algunos alimentos ricos en zinc son:

  • las semillas de calabaza y semillas de sandía, los cacahuetes, semillas de sésamo y tahini, pipas de girasol, piñones, galletas de cereales integrales, ostras, carne de cordero e hígado de ternera.

Causas más comunes de la diarrea

  • Infecciones: puede atraparlas o contaminarse por otra persona, puede ser debido a la ingestión de alimentos o agua contaminada.
  • Virus, como el rotavirus, agente Norwalk, enterovirus, o el virus de la hepatitis
  • Bacterias, tal como E. coli , salmonella, shigella, clostridium o Vibrio cholerae
  • Parásitos, tales como los que causan la giardiasis y amebiasis.

Condiciones médicas no infecciosas que pueden causar diarrea:

  • Intolerancia a la lactosa;
  • Enfermedad celíaca (una reacción inmune al consumo de gluten).
  • Enfermedades inflamatorias del intestino pueden causar diarrea crónica. Como Colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn o colitis microscópica, tendrá episodios frecuentes de diarrea durante un brote de la enfermedad.
  • Síndrome del intestino irritable, lo que puede causar ataques de diarrea y estreñimiento alternantes.
  • Problemas de páncreas como la fibrosis quística, que interfiere en la producción de sustancias digestivas importantes.
  • Haber sufrido cirugía del intestino delgado. Un intestino delgado acortado puede ser incapaz de absorber todas las sustancias que ingiere. Esto se conoce como síndrome de intestino corto.
  • Enfermedad isquémica del intestino, que puede ser causada por arterias bloqueadas. Los síntomas pueden incluir dolor abdominal y diarrea sanguinolenta.
  • La extirpación quirúrgica de la vesícula biliar. Un aumento de la bilis en el colon puede dar lugar a heces acuosas.
  • Ciertas enfermedades del sistema endocrino (hormonales), incluyendo la enfermedad de la tiroides hiperactiva, diabetes, enfermedad suprarrenal y síndrome de Zollinger-Ellison.

Consulte a su médico si la diarrea no desaparece en pocos días, también si sufre episodios de estreñimiento y diarreas de forma alternada sin causa aparente.

Etapas de la dieta astringente sin lácteos

1.      Ayuno y rehidratación

Es comúnmente aceptado que la rehidratación es el primer objetivo de la terapia. Por ello, la primera etapa es reponer los líquidos y electrolitos perdidos. Esta fase también permite limpiar el organismo en caso de intoxicación alimenticia leve. Aunque no corte la diarrea enseguida, beber es fundamental para compensar la pérdida de líquidos y evitar la deshidratación.

  • Beber mucha agua mezclada con sal, azúcar, limón y bicarbonato. Duración de 6 a 24 horas.
    • Una botella de agua de 1l
    • 2 cucharadas de azúcar (para la glucosa)
    • ½  cucharadita de café  de sal (para el cloruro de sodio)
    • ½ cucharadita de café de bicarbonato
    • Jugo de un limón (para el potasio)

Mezclar bien.

Otras bebidas permitidas

  • Agua de arroz con una pizca de sal. (Se cuece un puñado de arroz blanco en abundante agua con una pizca de sal. Se deja hervir a fuego lento hasta que el arroz está casi deshecho, se cuela y se toma sólo el agua. Quedará un agua blanquecina de textura cremosa).
  • Consomé de pollo ligero, sin grasa ni fibras. (Se hace un caldo de pollo ligero, sin grasas añadidas, una pizca de sal y verduras como zanahoria, cebolla, puerro, ajo. Se cuela y sólo se bebe el caldo).
  • Agua de zanahoria con una pizca de sal. (Hervir las zanahorias peladas y troceadas en abundante agua y una pizca de sal, cocer hasta que las zanahorias estén blandas. Beber sólo el caldo obtenido con la cocción).
  • Zumos de fruta astrin-gente (agua de coco, zumo de granada, zumo de mora)
  • Tisanas  y té negro. (Ver “Fitoterapia”.

Recomendación:

  • Beber en pequeñas cantidades pero con frecuencia.
  • Beber un vaso de líquido cada hora y media a dos horas.

2.      Dieta restrictiva con alimentos sólidos

Tras 24h de dieta líquida se puede volver a introducir lentamente alimentos sólidos. Sólo algunos alimentos son buenos cuando se tiene diarrea. Se trata de alimentos fáciles de digerir y con poca fibra, éstos deben ser preparados de forma que sea fácil digerirlos. Evitaremos todos aquellos alimentos que puedan resultar irritantes (ver lista de alimentos a evitar más abajo). Por otro lado, es importante consumir una cantidad suficiente de proteínas para evitar pérdida de masa muscular. También hay que consumir hidratos de carbono porque son el combustible de nuestro cuerpo. Alimentos mejor tolerados:

  • Arroz blanco hervido: Por su ausencia de fibras es un alimento astringente. Se prepara con una pizca de sal y, para mejorar su sabor, se puede añadir un diente de ajo pelado y una cucharada de postre de aceite de oliva virgen extra en crudo.
  • Pollo o pavo a la plancha, bajo en grasa, con una pizca de sal (no añadir pimienta ni especias).
  • Pescado blanco hervido o al vapor, con una pizca de sal (no añadir pimienta ni especias).
  • Jamón cocido sin lactosa y bajo en sal. Cuidado con los aditivos del jamón en dulce.
  • Pan blanco tostado (de preferencia sin gluten). El gluten puede ser una sustancia irritante para el intestino. Aunque normalmente se tolere bien el gluten, cuando se tiene un proceso inflamatorio intestinal es mejor evitarlo.
  • Compota de manzana o de pera. La compota de manzana ayuda a curar la colitis, diarrea, gastroenteritis y otras formas de irritación intestinal. Cocer la manzana o la pera a fuego lento con un poco de agua, no añadir azúcar.
  • Plátano maduro: es un alimento rico en potasio que es indispensable para reponerse de la diarrea. El plátano está maduro si no se ve color verde en su piel, fijarse en los extremos.
  • Membrillo: es una fruta astringente.
  • Zanahoria al vapor o hervida: es un alimento de fácil digestión, no es irritante por lo que es uno de los mejores alimentos para incluir en una dieta astringente. Además ayuda a reponer los nutrientes perdidos por las heces.
  • Remolacha cocida y calabaza al vapor o cocida.
  • Harina de algarroba: La algarroba es un astringente muy eficaz ya que ayuda a normalizar el movimiento intestinal, también ayuda a cesar los vómitos.
  • Huevos no más de dos a la semana, de preferencia sólo la clara, y cuando se note mejoría. En tortilla, revuelto o cocido, evitar los fritos.

Recomendación:

  • La mejor cocción es al vapor. También se puede hervir y hacer a la plancha.
  • Como grasa se puede utilizar una pequeña cantidad de aceite de oliva virgen extra.

Bebidas

  • Leche de almendras sin aditivos (tipo crema de Almendras a disolver en agua): posee propiedades astringentes y de fácil digestión, además es muy nutritiva.
  • El jugo de moras es muy rico en taninos por lo que puede ayudar a reducir la inflamación intestinal, a disminuir los efectos de la diarrea y a mejorar las hemorroides. (Tomar filtrado).
  • Zumo de granada natural es astringente, gracias a su presencia en taninos ayuda a restablecer el funcionamiento normal de los intestinos.
  • Agua de coco: son reconocidas sus propiedades anti-diarreicas.
  • Jugo de arándanos: Ricosen taninos. Los arándanos contienen, además, antocianinas, son ricos en antioxidantes y poseen propiedades antibióticas.
  • Jarabe de grosella: Igualmente rico en taninos, ayuda a combatir la diarrea y su uso está recomendado en las dietas para enfermedades inflamatorias intestinales.

3.      Reintroducción de la dieta habitual

Tras unos días siguiendo una dieta restrictiva con alimentos sólidos (etapa 2) debería de notarse mejoría, es el momento de ir, poco a poco introduciendo otros alimentos, pero sólo si al menos han pasado 24h sin diarrea:

  • se pueden tomar patatas con zanahorias hervidas.
  • pasta sin gluten y sin salsas. A modo de salsa saludable se puede hacer una crema de zanahorias o añadir una gota de aceite de oliva virgen extra en crudo.
  • bizcocho casero, bajo en azúcar, de preferencia sin gluten ni lácteos, elaborado con aceite de oliva virgen extra, sin aditivos artificiales ni aromas.

4.      Consolidación hacia la dieta normal

En este punto nuestro intestino debería haber recobrado un ritmo normal y no deberíamos tener diarrea. Lo que vamos a hacer es ir reintroduciendo otros alimentos poco a poco, para consolidar la mejoría conseguida. Así, podemos ir progresivamente introduciendo:

  • Verduras en forma de puré: calabacín, zanahoria, judía verde, calabaza, brócoli…
  • Frutas trituradas en forma de smoothies (evitar exceso de fibras y semillas).
  • Verduras hervidas.
  • Legumbres empezando por las lentejas coral, son las más digestas ya que no contienen cascarilla.
  • Ir incorporando otras cocciones y otros alimentos lentamente hasta llegar a su dieta habitual.

Se puede utilizar cúrcuma como especia ya que tiene propiedades antiinflamatorias. Existen numerosos estudios que demuestran que la curcumina, un compuesto presente en la raíz de cúrcuma, posee propiedades terapéuticas que ayudan en la prevención   y tratamiento de enfermedades crónicas pro-inflamatorias incluyendo las intestinales.

Alimentos prohibidos

Durante la fase de recuperación se debe evitar cualquier alimento que pueda irritar el intestino o sea difícil de digerir:

  • Los lácteos, ya que irritan el intestino. Sin embargo, las personas que toman lácteos habitualmente pueden tomar yogur ya que suele ser bien tolerado cuando se tiene diarrea por su contenido en probióticos.
  • Las carnes con grasa, embutidos, salchichas ya que irritan la mucosa intestinal y necesitan de un tiempo largo de digestión.
  • Atún u otros pescados en aceite o pescados grasos.
  • Fruta cruda y verduras ricas en fibras.
  • Legumbres ya que son ricas en fibras.
  • Cualquier alimento que sea mal tolerado por la persona afectada. Muchas intolerancias alimenticias pueden ser origen de diarreas u otros trastornos intestinales.
  • Grasas (mantequilla, margarina, aceites), frutos secos.
  • Alimentos ricos en fibras o gluten: Cereales completos, cereales con gluten.
  • Café, té y zumos de frutas ácidas (estimulan los ácidos estomacales y la pérdida de líquidos).
  • Alimentos dulces ya que aumentan los movimientos peristálticos del intestino y estimulan la evacuación.
  • Especias, salvo la cúrcuma que es antiinflamatoria.
  • Nada de fritos ni salsas.
  • No beba ni vino ni otros tipos de bebidas alcohólicas.
  • No tome refrescos tipo cola u otras bebidas azucaradas, están atiborradas de aditivos que favorecen la inflamación intestinal.
  • Nada de vinagre ni alimentos en vinagre o salazón
  • Evitar cualquier alimento que contenga aditivos irritantes como los carragenanos, aspartamo o el glutamato monosódico.
  • Sorbitol, un edulcorante artificial que se encuentra en las gomas de mascar y caramelos y gominolas sin azúcar y otros dulces, pueden ser difíciles de digerir, fermentar en el intestino y provocar diarrea.
  • Otros edulcorantes artificiales  como el manitol, xilitol, eritritol y D-tagatosa, también pueden causar problemas digestivos.

 

Prebióticos y probióticos

Los alimentos prebióticos estimulan el desarrollo de las buenas bacterias, por lo que pueden ser útiles en caso de diarrea. Se aprovecharán sus jugos ya que algunos de ellos son ricos en fibra. Se puede cocer el arroz hervido con zanahoria y ajo, cebolla o puerro (por sus propiedades antisépticas) Su médico o farmacéutico puede recomendarle la toma de algún probiótico. Los probióticos añaden bacterias buenas para restablecer la flora intestinal ayudando a cortar el proceso diarreico, a mejorar las defensas inmunitarias y a restaurar la salud.

Otras recomendaciones:

  • No saltarse el régimen y mantenerlo hasta que se haya regulado la función intestinal, durante al menos dos días.
  • No comer alimentos que no hayan sido conservados en la nevera. Evitar cualquier riesgo de contaminación bacteriana por mala conservación.
  • No comer marisco.
  • No consumir alimentos muy calientes ni muy fríos.
  • Comer despacio y con tranquilidad, masticando bien y reposando después de comer.
  • Tras la crisis, reintroducir poco a poco nuevos alimentos.
  • Evitar comer fuera de casa. Es importante controlar todo lo que comemos. Si por razones laborales o personales, debes comer fuera de casa, prepara tu comida y llévala contigo.

Menú astringente

Desayuno

  • Probióticos en ayunas
  • Zumo de manzana sin piel o zumo de granada, o bien Infusión de manzanilla o Hierba Luisa o té verde (mejor sin azúcar ni miel)
  • Dos o tres tostadas de pan blanco sin mantequilla ni margarina
  • Compota de manzana.o membrillo

Media mañana

  • Pan con membrillo, o bien, una taza de leche de almendras, o bien, una tostada con una loncha de jamón cocido
ALMUERZO CENA
LUNES
  • Arroz cocido con zanahorias.
  • Media pechuga de pollo plancha con limón.
  • Tostada de pan blanco (mejor sin gluten)
  • 1 plátano maduro
  • Tisana digestiva
  • Sopa de arroz
  • Pescado blanco al vapor con puré de zanahoria.
  • Tostada de pan blanco (mejor sin gluten)
MARTES
  • Crema de zanahorias
  • Pescado blanco al vapor
  • Puré de patatas aderezado con una cucharada de aceite de oliva en crudo
  • Tostada de pan blanco (mejor sin gluten Compota de manzana
  • Tisana digestiva
  • Arroz caldoso
  • Tortilla de claras
  • Una patata cocida
  • Tostada de pan blanco (mejor sin gluten)
MIERCOLES
  • Arroz caldoso con una cucharada de aceite de oliva en crudo
  • Pollo a la plancha con zanahorias al vapor
  • Tostada de pan blanco (mejor sin gluten Compota de manzana
  • Tisana digestiva
  • Crema de calabacín
  • Pescado al vapor
  • Puré de patatas y zanahorias al vapor
  • Tostada de pan blanco (mejor sin gluten)
JUEVES
  • Espaguetis con crema de zanahorias
  • Pescado blanco a la plancha
  • Rebanada pequeña de pan blanco tostado (mejor sin gluten).
  • Membrillo
  • Tisana digestiva
  • Caldo ligero de pollo con fideos
  • Pechuga de pavo a la plancha
  • Una patata cocida
  • Tostada de pan blanco (mejor sin gluten)
VIERNES
  • Puré de patata y remolacha cocida
  • Pechuga de pollo a la plancha
  • Rebanada pequeña de pan blanco tostado (mejor sin gluten).
  • Compota de pera
  • Tisana digestiva
  • Arroz caldoso
  • Pescado blanco en papillote
  • Zanahorias y calabacín
  • Tostada de pan blanco (mejor sin gluten)
SABADO
  • Calabacín salteado con zanahorias y un poco de ajo
  • Patatas guisadas con pescado blanco
  • Rebanada pequeña de pan blanco tostado (mejor sin gluten).
  • Plátano maduro
  • Tisana digestiva
  • Crema de zanahorias
  • Tortilla de claras
  • Una patata cocida
  • Tostada de pan blanco (mejor sin gluten)
DOMINGO
  • Pescado blanco a la plancha
  • Calabacines y zanahorias salteados
  • Rebanada pequeña de pan blanco tostado (mejor sin gluten).
  • Compota de pera
  • Tisana digestiva
  • Crema de calabaza
  • Pechuga de pollo a la plancha
  • Una patata cocida
  • Tostada de pan blanco (mejor sin gluten)

Merienda

  • Zumo de manzana sin piel o zumo de granada, o bien Infusión de manzanilla o Hierba Luisa o té verde (mejor sin azúcar ni miel)
  • Dos o tres tostadas de pan blanco sin mantequilla ni margarina, o bien un par de galletas María (de las que se les da a los bebés)
  • Compota de manzana o de pera.

Medianoche

  • Infusión de manzanilla o Hierba Luisa, flor de azahar (mejor sin azúcar ni miel), o bien una taza de leche de almendras.
  • Una tostada de pan blanco (sin gluten) y media loncha de jamón cocido, o bien un plátano maduro.

 

En el eBook gratuito “Dieta astringente” también encontrarás

  • Relajación y descanso
  • Remedios de la abuela
  • Comer fuera de casa
  • Información sobre fitoterapia.

 

AGRADECIMIENTOS

Gracias a María Angeles (Alhama de Granada, España) por haber sugerido este tema.

Print Friendly
Referemcias
(1) Sociedad Andaluza de Nutrición
(2) ACCU España – Confederación de Asociaciones de Enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa de España
(3) Club de Réflexion des Cabinets et Groupes d’Hépato-Gastroentérologie – CREGG
(4) Régime alimentaire en cas de diarrhées – Club de Réflexion, des cabinets et groupes d’Hépato-Gastroentérologie
(5) Wongsamitkul N, Sirianant L, Muanprasat C, Chatsudthipong V. – Toxicology Graduate Program, Faculty of Science, Mahidol University, Bangkok, Thailand  – “A plant-derived hydrolysable tannin inhibits CFTR chloride channel: a potential treatment of diarrhea” – US National Library of Medicine National Institutes of Health (2010)
(6) Rational Phytotherapy: A Reference Guide for Physicians and Pharmacists
(7) University of Wisconsin – School of Medicine and Public Health – Integrative Medicine – Department of Family Medicine – “The Anti-inflammatory Diet
(8) J. Daniel Dubreuil – Département de pathologie et microbiologie, Faculté de médecine vétérinaire, Université de Montréal, Québec, Canada  – “Antibacterial and Antidiarrheal Activities of Plant Products agains Enterotoxinogenic Escherichia coli” (2013)
(9) Giuseppe Grandy, Marcos Medina, […], and Magdalena Araya – Paediatric Centre Albina Patiño, Department of Gastroenterology and Nutrition, Department of Infectology. Cochabamba, Bolivia – “Probiotics in the treatment of acute rotavirus diarrhoea. A randomized, double-blind, controlled trial using two different probiotic preparations in Bolivian children” (2010)
(10) Joseph A Murray, Tureka Watson, Beverlee Clearman, and Frank Mitros – Division of Gastroenterology and Hepatology, Mayo Clinic, Rochester, MN (JAM), and the Departments of Psychiatry (TW), Clinical Nutrition (BC), and Pathology (FM), University of Iowa, Iowa City. “Effect of a gluten-free diet on gastrointestinal symptoms in celiac disease” – American Society of Nutrition (2004)
(11) Kenneth H. Brown – Program in International Nutrition and Department of Nutrition, University of California, Davis, CA – “Diarrhea and Malnutrition” –The American Society for Nutritional Sciences (2003)
(12) Waqas Ullah Khan and Daniel W. Sellen, – Biological, behavioural and contextual rationale – University of Toronto, Toronto, Canada – “Zinc supplementation in the management of diarrhea” – Organización Mundial de la Salud (2011)
(13) International Foundation for Functional Gastrointestinal Disorders – IFFGD – “Nutrition Strategies for Managing Diarrhea” (2014)
(14) Fitoterapia.net
(15) Health portal – Krames – Staywell
(16) Journal of Natural Remedies
(17) National Digestive Diseases – Information Clearinghouse (NDDIC) – “What I need to know about Diarrhea
(18) M. Esteve Comas y D. Monfort Miquel – “Diarrea crónica y Malabsorción intestinal – Tratamiento de las enfermedades Gastroenterológicas” – Centro de Investigación Biomédica en Red – Enfermedades Hepáticas y Digestivas.

6 Respuestas

  1. sebastian

    el mejor articulo que ley y bien detallado una pregunta noma el queso servirá

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.