Tras el “juicing” y los “smoothies” llegó el “souping”, es una nueva tendencia dietética que no para de ganar adeptos. Se trata de una nueva forma de limpiar y desintoxicar nuestro organismo, aumentar nuestra energía y ayudar a mantener o perder peso. Cien por cien vegetal, sin lácteos, sin gluten, la moda del souping parece haber empezado en California, donde los adeptos y celebridades de la alimentación ultra-sana y ultra-equilibrada son numerosos y muy activos.

¿ En qué consiste el souping ?

El souping consiste en realizar curas  de sopas veganas, es decir, sólo alimentarse de sopas 100% vegetales de uno a cinco días con el objetivo de desintoxicar y purificar el organismo. Es una forma de aportar a nuestro organismo muchos nutrientes, fibras, vitaminas y minerales.

Para muchas personas consumir los vegetales triturados es mucho más fácil que comerlos enteros o troceados, además, con una textura cremosa son mucho más fáciles de comer y de digerir. Las sopas deben resultar saciantes y tomarse calientes.

crema de berros

Crema de berros

¿ Cómo se hace el souping ?

Cuando se quiere seguir la tendencia del souping, lo primero es hacer  la compra y luego cocinar, ya que se debe preparar a partir de vegetales frescos, sin ningún tipo de aditivos. Por supuesto, no debe contener ningún lácteo (fuera cremas, natas, quesos o mantequilla), también se deben excluir igualmente todas las harinas y ahí se incluyen todos los tipos de pasta, así como otros alimentos con gluten. Por definición, las sopas que se venden ya preparadas en los supermercados no son aptas para hacer una “cura de sopa vegana”. Evitar los caldos concentrados, muy ricos en sal y aditivos químicos.

Una cremita de verduras es muy fácil de hacer, se trata de un cóctel de varias verduras, hortalizas y/o legumbres, hervidas y trituradas, aderezadas con hierbas aromáticas o especias, aceite de oliva virgen extra en crudo. Si está bien elaborada casi no necesitará sal, ya que resultará elaborada resultará suficiente gustosa, aunque se puede añadir una pizca de sal de Himalaya o sal marina si no se está acostumbrado aún a comer bajo en sal. Las personas con problemas de hipertensión pueden usar sales de cloruro de potasio (consulte a su médico).

Se realizan más comidas al día (al menos 6) para no pasar hambre. Algunas sopas pueden ser muy nutritivas y tener un efecto saciante.

Varía los ingredientes lo más posible, haz sopas de todos los colores, de esa manera se obtienen un gran número de vitaminas y minerales.

Crema de zanahorias

Crema de zanahorias

Souping versus juicing : ¿cuál es la mejor cura detox ?

Si comparamos el juicing (mayoritariamente frutas y verduras crudas) y el souping podremos ver que son complementarios y no enemigos. El principal problema del juicing es que puede producir un pico de glucemia debido al azúcar presente en la fruta (la fructosa) que, al consumir la fruta en forma líquida es absorbida muy rápidamente.

Eso no pasa cuando se consumen verduras cocidas trituradas.

Obviamente, el souping requiere más tiempo de preparación que el juicing ya que hay que cocinar las verduras. Cuando se quiere hacer una cura détox, se pueden combinar ambas técnicas de preparación: batidos de frutas o batidos verdes alternados con sopas vegetales.

También se puede hacer “souping” para desayuno, merienda o postres, elaborados con frutas, cereales (porridge de avena) y frutos secos.

Crema calabaza, boniatos y calabacín sin lácteos, sin lactosa

Crema calabaza, boniatos y calabacín

crema de tronco de brócoli

Crema de tronco de brócoli

crema de boletus

Crema de ceps

Crema de coliflor violeta

Crema de coliflor violeta


borsch ucraniano

Borsh ucraniano

¿Cuáles son los riesgos del souping ?

Al igual que el juicing, sólo alimentarse de sopas de verduras puede provocar carencias, por lo que cualquier cura détox debe tener una duración limitada, además, no es recomendable practicar esta dieta cuando las necesidades energéticas son elevadas, por ejemplo, cuando se practica deporte, se está trabajando o se está embarazada. Es preferible hacerlo durante un fin de semana o en vacaciones, aprovechando el mayor tiempo posible para descansar.

Tampoco es recomendable hacer este tipo de dieta, ni ninguna otra, si se tienen déficits nutricionales (falta de hierro, falta de vitamina D, falta de vitamina B12, falta de proteínas, etc.), por lo que conocer su estado de salud es importante antes de lanzarse. Si hace tiempo que no se ha hecho una analítica, quizás sea el momento de hacerla, hable con su médico.

No seguir esta dieta sólo con el objetivo de perder de peso. Quizás se pierda algo durante los días de la cura pero, si cuando vuelva a comer como antes recuperará rápidamente el peso (así que cuidado con el efecto yo-yo). Para perder peso de forma definitiva hay que tener un cambio total y gradual de su dieta, siguiendo una alimentación saludable y equilibrada.

Alternativa no vegana: dieta paleo con caldo de hueso

En la dieta paleo también se ha puesto de moda el souping. En esa dieta, se combinan las verduras con caldo de hueso o caldo de pollo, de esta manera resultan más nutritivos. Los adeptos de la dieta paleo, de los que hay numerosos autores, alaban los beneficios de este tipo de comidas.

¿Me encanta la sopa de verduras y a ti?

 

Print Friendly, PDF & Email