A pesar de que se consideraba sin riesgo para los seres humanos, cada vez hay más datos científicos que demuestran que el bisfenol A (BPA), que se encuentra en una gran variedad de productos de plástico de uso alimenticio, puede ser peligroso para la salud.

La exposición perinatal* al BPA, incluso en dosis bajas, afecta el sistema inmunitario y podría aumentar el riesgo de desarrollar intolerancia a los alimentos en la edad adulta, según el equipo de científicos del INRA (Toulouse, Francia), que realizó el estudio con animales de laboratorio. Más del 20% de la población mundial sufre de alergias o intolerancias alimentarias. Se sospecha, cada vez con más fuerza, que el origen de una gran parte de esas reacciones adversas a los alimentos podría ser de origen ambiental.

Es la primera vez que se prueba la relación directa entre BPA y alergias alimenticias. Estos hallazgos apoyan la decisión tomada por las autoridades francesas, en 2013, de prohibir el uso de BPA en los envases utilizados para la alimentación infantil alimentos infantiles, y en todos los envases de alimentos a partir de 2015. La Unión Europea decidió que se dejaran de fabricar los biberones con BPA en 2011.

El bisfenol A también está asociado con el desarrollo del cáncer

Este año se publicó un estudio de la Sociedad Internacional de Endocrinología que trataba del efecto del BPA sobre el desarrollo patológico de la próstata u otras enfermedades de los órganos sexuales, volviendo la glándula más susceptible a lesiones precancerosas y otras enfermedades.

Otros estudios alertaban antes sobre la peligrosidad a corto y largo plazo de esta sustancia sintética utilizada en los envases alimenticios. En 2013, investigadores de la Ruhr-Universität Bochum y la Universidad de Wuppertal (Alemania) publicaron un estudio en el que afirman que el bisfenol A deteriora la función de las proteínas que son vitales para los procesos del crecimiento normal de las células.

En enero de este año, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) concluyó que el bisfenol A podría dañar el hígado, el riñón y favorecer el cáncer de mama.

 

¿Qué es el BPA – Bisfenol A?

El bisfenol A (BPA) es un compuesto utilizado en la fabricación industrial de los plásticos y recubrimientos plásticos como monómero de policarbonato y como aditivo en resinas epoxi.

Los policarbonatos se utilizan para fabricar muchos objetos cotidianos (CDs, gafas, algunas botellas de plástico, biberones, vajilla), mientras que las resinas epoxi se usan para hacer latas, revestimientos de latas o en la industria manufacturera de la amalgama dental y selladores de dentaduras postizas. Se utilizan para conservar el sabor de los alimentos y para protegerlos de la contaminación microbiológica. El bisfenol A se utiliza como un aditivo en la producción de papel térmico.

De todas las posibles exposiciones al BPA, la alimentación representa un más del 80%. Las principales fuentes de exposición alimentaria son productos enlatados. Las botellas de agua de policarbonato también fueron identificados por la Agencia Nacional para la Seguridad Alimentaria de la Salud, el Medio Ambiente y del Trabajo  como una fuente importante de exposición al bisfenol A. La agencia También encontró que la manipulación de la térmica de recibos (tickets del supermercado o recibos de tarjetas de crédito…) es otra tipo de exposición al BPA en un entorno profesional.

Tiene una estructura bioquímica próxima a los estrógenos y se le clasifica entre los perturbadores endocrinos.

En Canadá y Estados Unidos de América el bisfenol A figura en la lista de contaminantes atmosféricos peligrosos.

 

¿Cómo evitar el BPA?

La FDA recomienda abusar lo menos posible las latas en conserva. El bisfenol A se utiliza en el revestimiento de las latas y pueden pasar micropartículas  al contenido de los alimentos, especialmente cuando se trata de líquidos como salsas o sopas.

El problema es que muchos envases no indican la presencia de bisfenol. Los plásticos con los números 3, 6 o 7 y las letras PC son a evitar. La marca suele estar en la base de la botella o recipiente y suele ser plástico duro.

IMG_3812 botella

 

La mayoría de las botellas de agua mineral NO contienen Bisfenol A. Esas botellas están realizadas con PET 1 (Polyéthylène Téréphtalate) y no contienen otros aditivos.

Plásticos

Los diferentes plásticos son los siguientes

1. PET (tereflato de polietileno). Botellas de agua mineral, bebidas gaseosas, jugos de frutas.

2. HDPE (Polietileno de alta densidad). Botellas de leche, tapones de botella.

3. PVC o V (Cloruro de Polivinilo). Algunas botellas de agua mineral, de vino, de vinagre, productos alimenticios, film alimentario, disolventes…

4. LDPE (Polietileno de baja densidad): Film alimentario, bandejas para envasado de alimentos, bolsas de congelación…

5. PP (polipropileno): pañales, botes de yogur o crema, biberones, botellas de jarabe, tapones para botellas, envases para mantequillas y margarinas…

6. PS (polistireno): , botes de yogur o crema, hueveras, bandejas para carnes o verduras, envases de pastillas (medicamentos), cajas de CDs, platos, vasos y cubiertos de plástico… 

7. otros, en general, policarbonatos o polilactidas : biberones, vasos de plástico rígidos, recipientes alimenticios, botellas de plástico duro (leche, ketchup, salsas, agua, etc.). Además, son plásticos difíciles de reciclar.

los códigos del plástico

Codificación de los tipos de plásticos
Cortesía de Plastisax.com

 

PRECAUCIONES:

Nunca calentar un alimento en su envoltorio plástico o en la lata.
No utilizar productos de plástico en el microondas.
Una vez abierta la lata, si no se utiliza completamente su contenido, verter el resto en un recipiente de cristal o cerámica para conservar en la nevera.
No reutilizar las botellas de plástico para beber: cuanto más tiempo se conserva un envase de plástico más se deteriora y más fácil es que libere BPA.

Exige recipientes sin bisfenol A (BPA).

 

Glosario de términos

Perinatal: adj. (Medicina) es el período anterior y posterior al nacimiento, aproximadamente desde la semana 28 de gestación hasta el séptimo día de vida.

Referencias
(1)   INRA-France – “Bisphenol A and food intolerance” (5 Agosto 2014) – [Consultado 11 Agosto 2014]
(2)   Miriam Schöpel, Katharina FG Jockers, Peter M. Duppe, Jasmin Autzen, Veena N. Potheraveedu, Semra Ince, King Tuo Yip, Rolf Heumann, Christian Herrmann, Jürgen Scherkenbeck, Raphael Stoll. “Implications for GTPase-Selective Antagonists. Journal of Medicinal Chemistry (2013) Publicado en Journal of Medicinal Chemistry – [Consultado 11 Agosto 2014]
(3)   Endocrine Society. “BPA exposure during fetal development raises risk of precancerous prostate lesions later in life.” ScienceDaily., 23 Junio 2014 – [Consultado 11 Agosto 2014]
(4)  Ruhr-University Bochum – “Evidence of harmful effect of bisphenol A-based plastics. Function and regeneration of switch proteins impaired. Bochum and Wuppertal-based researchers study effects on enzymes” (08 Enero 2014)   – [Consultado 11 Agosto 2014]
(5)  Tecnología de los Plásticos  – Plastisax – “Códigos de los Plásticos”

 

 

2 Respuestas

  1. M.Angeles

    Buenas Ana, entiendo que los citados en rojo son los realmente peligrosos. Que me dices dlas bandejas blancas de las carnicerias y pescaderias???

    Responder
    • Ana Juste

      Hola María Ángeles. Las bandejas de carnes y pescados más tradicionales suelen ser de poliestireno expandido o PVC, también hay bandejas de tipo 4.LDPE (Polietileno de baja densidad). Lo importante es su condicionamiento envasadas en atmósfera controlada y modificadas con dióxido de carbono. Muchas carnes siguen tratamientos para que mantengan un color atractivo al cliente y conservantes para que aguanten bien varios días. No congelar la carne o el pescado en su bandeja original. Cuando se llega a casa, lo ideal sería pasarlas a bandejas de cristal o cerámica al guardarlas en la nevera.

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.